22 de octubre de 2008

Björn Johansson - Discus Ursi


01. Discus Ursi's Prelude
02. King Of Gold
03. Time Fracture
04. Pegasus
05. The Last Minstrel Of Marble
06. Discus Ursi's Rhapsody

Mah si!, Me rindo, yo lo publico así hace una semana que vengo buscando información sobre Björn Johansson, y si bien vengo encontrando diversos artículos sobre sus discos y constantes elogios a su polifuncionalidad instrumental, no he logrado encontrar ni un solo dato biográfico que me permita introducir al artista como de costumbre. Lástima, realmente me gusta que sepan a quién están escuchando.
Pero en fin, los datos que logré destacar luego de tanta (infructuosa) investigación, son básicamente cuatro:

1. Es Sueco
2. Lo que dije arriba, que es un multiinstrumentista fabuloso, cosa que no hace falta destacar demasiado ya que quien adquiera este disco que acá les traemos, lo podrá comprobar.
3. Que mantiene una continua y fructífera alianza con su colega y también gran músico (sobre todo en lo referido a las todo instrumento que cuente con alguna tecla), Par Lindh, con quien ha realizado varios proyectos de rock progresivo sinfónico, y quien, para variar, lo acompaña en Discus Ursi.
4. Finalmente, y como derivado del punto anterior, tanto Johansson como Lindh son grandes fanáticos de la obra de JRR Tolkien, y han compuesto y grabado algunos interesantes trabajos relacionados con la misma. Tal es el caso de dos excepcionales discos: Bilbo, del año 1996, y Dreamsongs From The Middle Earth, del 2004, ambas obras recomendadísimas (sobre todo si se es fanático de la música de tinte épico, que hace imaginar caballeros, dragones y todo eso).

Pensé que sería poco, pero al final estos pocos puntos dicen muchísimo sobre el artista que aquí intento presentarles. Y también el disco que acá les traigo, Discus Ursi, dice mucho sobre él.
Este disco, del año 1999, es una obra magistral, sobre todo su simpleza (dando por descontado lo musical, que desborda virtud): Es un disco más que escuchable, más que accesible a cualquier público, que no se pierde en la pretensión de complejidad extrema, sino que más bien intenta expresarse de manera clara y concreta, pero haciéndose a la mano de elementos básicos e imprescindibles de toda obra que se pretenda sinfónica/progresiva. Así logra mantener cierta complejidad, cierto virtuosisimo, cierta matemática, a la vez que logra sostener la atención y despertar la curiosidad e imaginación del oyente, tanto del atento por voluntad, como del que presta atención porque la inercia del disco a eso lo conduce.
Por otro lado, la presencia de dos monstruos como Johansson y Lindh, hace que este disco sea, musicalmente hablando, una obra completa y homogenea, que sin dejar nada por explicar, despierta del deseo, la inspiración, la imaginación: la capacidad creativa. Es una creación que da ganas de crear, digamos.

Related Posts with Thumbnails