19 de julio de 2009

Steven Wilson - Insurgentes


Disco 1
01. Harmony Korine
02. Abandoner
03. Salvaging
04. Veneno Para Las Hadas
05. No Twilight Within The Courts Of The Sun
06. Significant Other
07. Only Child
08. Twilight Coda
09. Get All That You Deserve
10. Insurgentes

Disco 2
01. Port Rubicon
02. Puncture Wound
03. Collecting Space
04. Insurgentes (Mexico)
05. Untitled

De Steven Wilson hemos hablado en más de una ocasión, aunque por lo general nos hemos referido sus participaciones (si bien protagónicas) en otras agrupaciones (Blackfield, Porcupine Tree, No-Man, Bass Communion, entre otros), o a sus distintas participaciones como productor, asesor, etc., en trabajos de otras bandas (como son los casos Damnation y Watershed, de Opeth). Pero, si bien en algún momento les acercamos una serie de covers del artista (sus Cover Versions), poco hemos hablado de la carrera puramente solista de este gran músico, compositor, productor, y todo lo que se les ocurra que pueda hacer alguien en el mundo de la música... nuevamente aclaro: obviando que en sus disintos proyectos musicales, suele ser la cabeza principal, así y todo, hablamos de cosas distintas. En efecto; Steven Wilson es un artista sin precedentes; uno se pregunta de donde sacan tanto la capacidad para generar tanto, de tan distinto tenor y estilos; y también de dónde saca el tiempo para llevar adelante tantos proyectos, tantas apariciones, tantas genialidades. Digamos, por ahora, y ante la falta de una mejor respuesta, que todo eso lo obtiene por medio de su amor a la música.

Bueno, cómo sea, el pasado 2008 nos ha dado la grata sorpresa de entregarnos Insurgentes, el primer y tan esperado disco completametne solista de este gran músico.

Si bien no es sorpresivo encontrar en el disco constantes reminiscencias a estilos ya recorridos en otros de sus trabajos (lo cual es obvio siendo siempre Wilson el alma mater de estos otros trabajos), a la vez se siente en el aire algo distinto, algo que lo hace un disco completamente diferente a lo que venimos acostumbrados a escuchar.
Intentando sintetizar lo que escuchará todo aquel que decida (acertadamente) obtener su copia de Insurgentes, podemos decir que es algo así como una mezcla entre rock psicodélico clásico, algo de progresivo y sinfónico, una pizca de música electrónica (vale aclarar: una sutil pizca), algo de espacial, algo de ambiental, algo de melancólico, algo de enojado y violento, algo de pacífico y relajado; todo esto mezclado y revuelto en una gran cacerola experimental.
De esta gran variedad de estilos, todo en uno pero bien diferenciados entre sí, decanta un disco variado y flexible, sentimental, expresivo, desesperante y esperanzador. Climas armónicos y contrapuestos, voces profundas y desgarradoras; canciones amorosas y despiadadas. En definitiva, una placa para todo tipo de público... todo tipo de público capaz de salirse de lo dado, de lo esperable, de lo oficial. Un disco como sólo Steven Wilson podía componer, ejecutar y producir (todo esto perféctamente hecho, claro); con composiciónes cuidadas y delicadas; y que deja ver tras de sí una dedicación y amor a su arte realmente elogiable.

9 de julio de 2009

Jordan Rudess - Notes On A Dream


01. Throug Her Eyes
02. Lifting Shadows Of A Dream
03. Perpetuum Mobile
04. The Silent Man
05. Another Day
06. Hollow Years
07. The Grand Scapement
08. The Spirit Carries On
09. Speak To Me
10. The Answer Lies Within
11. Collision Point
12. Vacant

Sobre Jordan Rudess ya hablamos más de una vez.

Sobre su música también hemos hablado en repetidas ocasiones, y esta no será la excepción, aunque sea hoy de manera bastante acotada.

En este nuevo trabajo, recién salido a las bateas, Rudess continúa, de alguna manera, con una suerte de tributo: En su trabajo anterior, The Road Home, todas las piezas eran covers de grandes bandas clásicas, aquellas que hicieron las veces de influencia a este gran músico. En este caso, esta suerte de tributo es más bien contemporanea y se podría decir que se dirige, en parte, a él mismo: En efecto, Notes On A Dream es un disco compuesto, en su mayoría, de adaptaciones completament acústicas- para piano-, de canciones de la banda por la que Rudess ha sido más conocido: Dream Theater.

Muy de más esté entonces decir que se trata de un disco musicalmente excelente, de adaptaciones realmente fenomenales y de una ejecución más que perfecta, pero sea quizás necesario hacerlo si deseamos un post como la gente.
Entonces, vamos a destacar muy brevemente algunas cositas. Se me hace dificultosa la categorización de este disco: Si bien son canciones mayormente de Dream Theater (hay alguna que otra que son de autoría del mismo Rudess), el disco se encuentra bien lejos del metal, y hasta del rock. Más que adaptaciones, podría decir que son re-versiones, ya que salvo algunas excepciones, como el caso de Through Her Eyes o The Answer Lies Within, temas que se prestan para este experimento sin demasiado esfuerzo, el resto de las piezas distan mucho de ser el metal progresivo y enérgico de la banda homenajeada, para lograr versiones más bien ambientales, melancólicas, generadoras de paz y tranquilidad... (bueno, también admitamos que Rudess no eligió las canciones más poderosas de la banda, sino que todas destilan, en sus versiones originales, la categoría de lento o, en el caso más rebelde, la de balada)

Rudess logra entonces un producto de calidad superior. Se trata de un disco simplemente hermoso. Un disco melódico y romántico, en el sentido más cursi de la palabra, a la vez que melancólico y profundamente sensible. En fin, un punto más para Rudess.

2 de julio de 2009

The Beatles - Rubber Soul


Disco resubido por Jessa Valdez

01. Dive My Car
02. Norwegian Wood (This Bird Has Flown)
03. You Won't See Me
04. Nowhere Man
05. Think For Yourself
06. The Word
07. My Michelle
08. What Goes On
09. Girl
10. I'm Looking Through You
11. In My Life
12. Wait
13. If I Needed Someone
14. Run For Your Life

Me niego terminantemente a hablar o decir algo acerca de The Beatles. Hacerlo sería una falta de respeto, tanto para con ellos como para con cualquier persona que alguna vez en su vida haya escuchado rock, sea cual fuere el sub-género. Cualquier persona que haya alguna vez escuchado aunque sea una canción de cualquier disco de rock, sea contemporáneo, sea del rock experimental y progresivo, o sinfónico, o rock and roll de los 60', 70's, escuchó a los Beatles.
Por lo cual, en este caso, me voy a limitar a intentar argumentar la presencia de este disco en este blog.

Muchos, o quizás sólo algunos, se estarán preguntando qué hace un disco de este grupo en este espacio, generalmente dedicado a bandas de la escena progresiva, sinfónica, fusión, metal, psicodélica, etc etc. Bueno, exáctamente por eso, por ser un espacio dedicado a bandas de la escena progresiva, sinfónica, fusión, metal, psicodélica, etc, etc, es por lo que este disco está acá. Por que los Beatles fueron todo eso, y muchas cosas más.

¿Por qué este disco? Porque estoy completamente convencido de que si este disco no hubiese sido grabado, jamás hubiesen existido ninguno de los géneros del rock que arriba nombré.
En este disco de 1965, Rubber Soul, el grupo hasta ese momento reconocido como un grupo de rock and roll que pasaban sus días escribiendo temas que enamoraban a sus fanáticas, explotando la temática del amor romántico y cursi, da un giro fundamental en su forma de componer, para, por un lado, comenzar a abarcar en sus letras temáticas mucho más amplias, relegando el tema del amor romántico a un lado, y meterse en situaciones más retorcidas y complejas. Por otro lado, dejan de lado su sonido y estilo musical originales, aquen apoyado en las melodías felices y pegadizas, para comenzar a experimentar, no solo con nuevos ritmos, sino también con nuevos instrumentos, como el sitar, siendo todos los temas del disco escritos por los integrantes de la banda.
Todas estas características dan un resultado notable, que justifica la caracterización de este disco como EL antecendente fundamental de toda la vertiente de rock experimental y progresivo a partir de fines de los 60's y la década del 70': composiciones completamente originales e íntimas, de un profundo contenido personal que da a conocer por primera vez la verdadera capacidad compositiva de la banda, sumado esto a lo que sería el primer esbozo de un rock experimental, con una clara tendencia hacia el progresivo.
Así y todo, el disco cuenta con varios hits, como son los casos de My Michelle, Drive My Car, y, de igual manera, aunque en una perspectiva más elitista, In My Life o Norwegian Wood (This Bird Has Flown).

En general la voz popular etiqueta a The Beatles como una banda de rock and roll, perdiéndo completamente de vista la veta que muestran a partir de este disco, que es en definitiva la más franca y personal, la más esencial, la que mejor define el estilo verdadero de la banda, aquel que no apunta a quedar sonando en las cabecitas de los oyentes, u obtener los chillidos de las fanáticas, sino más bien (y por primera vez) a demostrar todo lo que The Beatles fueron, y sobre todo, todo lo que The Beatles sería.

Related Posts with Thumbnails