27 de julio de 2008

Mike Keneally - Steve Vai Piano Reductions Vol. 1


01. All About Eve
02. Ballerina 12/24
03. Bledsoe Bluvd
04. Die To Live
05. Dyin' Day
06. Junkie
07. Kill The Boy With The Ball / The God Eaters
08. Pig
09. Salamander
10. Sisters
11. Touching Tongues

Mike Keneally es un músico realmente brillante, con una amplitud y capacidad como la que se ha visto en pocos. Vocalista, guitarrista, tecladista y compositor, ha sabido adaptarse en todos los casos a la época en que vive y a la época que la música vive, tanto como a las disintas épocas de las figuras con las que ha salido a tocar.
Así y todo, este loco lindo se hizo conocido como miembro de algunos de los proyectos de Frank Zappa, pero, sobre todo, por sus presentaciones en vivo con aquel, carrera que, a pesar de haber durado poco tiempo, marcó el camino del éxito que recorrería este querible artista. Con lo cual no es raro que, no sólo haya participado en más de un proyecto solista del hijo de Zappa, Dweezil, sino que ya cuente en su haber con 11 discos solistas, todos de gran calidad.

Por otro lado, dejando un poco de lado a Zappa (del que ya publicaré algo), Keneally a sido caballito de batalla de unos cuantos grandes de la música, como por ejemplo, Steve Vai (a quien conoció en la época Zappa, cuando el jóven Vai se dedicaba a transcribir partituras para el excéntrico Frank), a quien acompañó en varias presentaciones en vivo como tecladista y guitarrista y vocalista (se lo puede ver, por ejemplo, en el G3 Live In Concert, del año 1997).
Es así que en año 1998, Steve Vai pide a Mike Keneally que arregle y grabe algunas canciones de su autoría en formato piano acústico. Keneally accede al pedido de su gran amigo, grabando durante 1999 las piezas, trabajo que será producida y mezclada por el miso Vai, y lanzada en el año 2004 por medio de su propio sello, Light Without Heat, bajo el nombre de Steve Vai Piano Reductions Vol. 1.
Acá les traigo entonces este hermoso disco, que cuenta con algunas de las canciones más conocidas del reconocido virtuoso de la guitarra, seleccionadas por él mismo, y arregladas y grabadas de manera magistral por este otro genio que es Mike Keneally, del cual no tardaré en traerles algún trabajo totalmente de su autoría.

Las versiones que podemos encontrar en este precioso homenaje en formato acústico, son realmente de una calidad y sabiduría musical que van más allá de cualquier parangón. Es realmente sorprendente ver que, canciones que ya en sus versiones originales dejaban a uno con la boca abierta, generando las más variadas y profundas emociones y sensaciones, sin entender que había ocurrido, puedan, con una vuelta de tuerca ser incluso algo más, algo que vas más allá, algo que es completamente distinto a lo que ya conociamos, y que sin embargo, sigue siendo lo mismo. Keneally logra en esta oportunidad (como en cada una que se le dio) poner un sello personal único e imborrable.
Un disco que puede ser utilizado tanto como un simple y profundo deleite desde lo musical, como también como el sedante menos intrusivo y más placentero que pueda existir.

En fin, espero que lo disfruten... Al que no, le anda faltando un pedazo de algo.

16 de julio de 2008

True Symphonic Rockestra (TSR) - Concerto In True Minor


01. Nessum Dorma
02. My Way
03. Moon River
04. Singing In The Rain
05. Granada
06. Tu, Can Nun Chiagne
07. Ochi Tchorniye
08. Memories
09. Cielito Lindo
10. Tonight
11. Libiamo Ne'lieti Calici
12. La Donna E Mobile
13. Non Ti Scordar Di Me
14. O Sole Mio
15. Das Is Mein Ganzes Herz
16. With A Song In My Heart
17. Dorogoi Dlinnoyu
18. America
19. Funiculi Funiculá
20. Brazil
21. Pourquoi Me Réveiller

True Symphonic Rockestra es un proyecto bastante interesante que nace en manos del vocalista de Dream Theater, James Labrie, en el año 2000 como una idea de homenaje a los tres tenores (Luciano Pavarotti, Placido Domingo, José Carreras). El concepto era simple, pero desafiante: realizar versiones rockeras-metaleras de los temas más representativos del repertorio del circunstancial pero reconocido y exitoso trio europeo.

Hasta acá nada demasiado original: música clásica hecha rock/metal, se hace desde los 70's.
Lo que da a este proyecto su toque de frescura, de único, es la presencia (además de la de Labrie y de un brillante equipo de músicos, productores y técnicos), la presencia de dos tenores que nada deben envidiar a los homenajeados: Thomas Dewald y Vladimir Grishko. Resulta entonces una flor de amalgama: dos tenores del carajo + una de las voces más respetadas del metal a nivel mundial (aunque, debo reconocer, que como tenor no es lo más recomendable (?).

Luego de esta breve introducción al tema, les cuento que Concerto In True Minor a pesar de haber sido terminado de grabar en el año 2005 fue editado y sacado a la venta en marzo del corriente año (2008). ¿las razones? ni idea... y me dio paja investigarlo más.
Lo que sí se es que cuenta con versiones de algunos de los temas más conocidos a nivel mundial, tanto en materia de música netamente clásica (la mayoría de los tracks que conforman el disco) como en cuanto a algunas perlitas menos ortodoxas que vale la pena tener en cuenta, como el tradicional Cielito Lindo, My Way, de Frank Sinatra o Granada, canción escrita en 1932 por el compositor mexicano Agustín Lara, que con el paso del tiempo se ha convertido en un clásico, todas ellas en versiones realmente enérgicas y bien desarrolladas y arregladas, que logran esquivar el famoso prejuicio al que se arriesga toda obra que se propone este dificil desafío, ante las miradas de los más obtusos y ortodoxos.

En síntesis, una formación, tanto de vocalistas como de músicos, técnicos y productores que ha sabido trabajar de manera más que prolija y respetuosa, sacando del horno una verdadera obra de arte, capaz de poner la piel de gallina a cualquiera que se de un momento para endulzar sus oidos.

7 de julio de 2008

Rush - Moving Pictures


01. Tom Sawyer
02. Red Barchetta
03. YYZ
04. Limelights
05. The Camer Eye
06. Witch Hunt
07. Vital Signs

Hace rato que no pongo clásicos, así que es hora de volver.

Rush es una banda sobre la cual hay DEMASIADO para reseñar, siendo un "deber" de todo melómano que se considere fuértemente inclinado por la música de tinte progresivo. Rush es una de las bandas que más ha influenciado al resto en materia de rock progresivo (y rock en general). Y miren que hay clásicos más clásicos aun, pero que sin embargo y a pesar de su importancia y calidad no han logrado lo que Rush en su momento.

Pero hagamos un poco de historia.

Rush fue formada en 1968 en Ontario, Canada, por el guitarrista Alex Lifeson (Alexander Zivojinovich), el baterista John Rutsey y el vocalista y bajista Jeff Jones, quien un mes después de formada la banda, sería reemplazado por el hoy mítico Geddy Lee (Gary Lee Weinriben), quien, curiosamente, era quien solía prestar el amplificador a Jones para que pudiera tocar.
La banda lanza su primer álbum, Rush, recién en 1974, luego de lo cual el Rutsey es reemplazado por el pedazo de baterista Neal Peart, conformándose así lo que será la formación definitiva y legendaria de la banda.

Volviendo a las raíces, a este primer disco de 1974, se puede apreciar claramente la amplitud de estilos por los que la banda a transitado, siempre de manera más que adecuada. Allí, a mediados de los 70's, Rush sonaba como una típica banda de rock británico, al mejor estilo Led Zeppelin o The Who, mientras que a medida que vamos escuchando los discos siguientes, vemos una drástica mutación que logra romper con todos los moldes en los que la misma banda pudiera basarse, logrando una combinación perfectamente equilibrada e ideada entre el más puro y duro hard rock, (tomado de estas bandas inglesas a las que de alguna manera emulaban en sus comienzos) y el más dedicado y delicado rock progresivo, música más que influyente durante toda la década de los 70's, estilo que fue sutilmente ingresado a la formación por Neil Peart (sino escuchen los tres discos siguientes a su ingreso a la banda: Fly By Night, Carees Of Steel y 2112). Y este fue el camino que la banda siguió durante el resto de la década, hasta principios de los 80's, cuando un nuevo cambio de rumbo los lleva a dejar un poco de lado los largos temas conceptuales, a favor de canciones más cortas, más comerciales, y por ende, más accesibles a la masa... aunque seguía siendo Rush: es decir, que la música comercial, nunca fue tan compleja como cuando Rush se acercó a ella. Asimismo, también las letras de las canciones se tornan más cercanas, dejando un poco de lado las temáticas de ciencia ficción tan abundantes en los discos anteriores para adentrarse en temáticas como la profundidad de la vida, la influencia de la modernidad, etc.
Claro está que desde ese momento, hasta la actualidad, pasando por difíciles etapas personales de cada uno de los músicos, y hasta por una disolución de la banda, estos monstruos han seguido innovando y sabiendo adaptarse a las épocas sin perder ni un poco de su frescura original, esa que los hace lo que hoy en día son.

Pero ahora nos quedamos acá, a principio de los 80's. Fue en este nuevo rumbo, en esta nueva etapa donde se inserta el álbum que acá presentamos: Moving Pictures, lanzado al mercado en 1981, y llevando al éxito que haría a la banda conocida mundialmente, y esto gracias, sobre todo, al tema que abre el disco, Tom Sawyer, haciendo referencia a la novela clásica de Martk Twain (del mismo nombre), publicada en 1876. Así, resulta sorprendente que, a pesar de ser el 8vo disco de la banda, luego de pasar por múltiples cambios de rumbo y mutaciones tanto en lo musical como en cuanto a formación, Geddy Lee hable de Tom Sawyer, como la canción más tradicional de la banda, en tanto escucharla es decir Rush.
Ojo, por esto, no hay que perder de vista el resto de las canciones del disco, gracias a las cuales logra ser algo tan homogeneo y exitoso: no es correcto, en este caso, confundir este éxito de una canción con esas bandas de una canción, que pupulan por el planeta día a día. Moving Pictures cuenta con varias joyitas de la música, como son los casos de Limelight, YYZ o Red Barchetta, que, aunque hayan sido más descuidadas a nivel mediático/comercial, nada tienen que envidiar al la canción tradicional, manteniéndose en el mismo nivel de excelencia musical.

En general el disco mantiene este nuevo formato de la banda, de canciones más bien cortas y accesibles (al menos en comparación a los discos anteriores), pero sin perder ni una pizca de la frescura original y trascendental de la banda. Canciones cortas y concretas, en las cuales de vez en vez se cuelan métricas complejas e inesperadas, que más de una vez llevan a preguntar ¿cómo es que llegaron acá de manera tan magistral, y ni me di cuenta?, (pregunta que, por cierto, me sigo haciendo, no solo con Rush, y a pesar de escuchar y escuchar, no logro responderme de manera satisfactoria).
De esta manera, Rush nos entrega un disco que tema a tema da la impresión de comenzar a contar una historia épica (como en los viejos tiempos), pero de a capítulos semanales, lo cual genera aun más ansiedad y ganas de escuchar qué es lo que viene.

En definitiva el mejor hard rock + el mejor progresivo, tocado por 3 de los mejores musicos que la historia del rock nos ha dado, logrando que, a pesar de todo, no perdamos la esperanza.

Symphony X - Paradise Lost


01. Oculus Ex Inferni
02. Set The World On Fire
03. Domination
04. Serpent's Kiss
05. Paradise Lost
06. Eve Of Seduction
07. The Walls Of Babylon
08. Seven
09. The Sacrifice
10. Revelation (Divus Pennae Ex Tragoedia)

Anticipando la presentación de Symphony X en la República Argentina en el mes de octubre, y luego de haberles traido en algún momento el disco que considero, lejos, el mejor de la banda, les traigo acá lo nuevo de la banda (bueno, lo último, no es taaaaaaaan nuevo), Paradise Lost, disco que da razón a la gira a la que más arriba hice referencia.

¿Qué puedo decir acerca del disco? Seguramente muchas cosas, pero no más de las que ya dije cuado hablé de The Divine Wings Of Tragedy. Es esta otra demostración de la fuerza, calidad y capacidad que la emblemática banda, que disco a disco, logra una completa innovación sin irse de la esencia que la convirtió en lo que es hoy en día y siempre fue (y espero siga siendo): una cátedra de metal y progresivo, no apto para cardíacos (ni para hiteros, ni para cabezas, ni para amantes de Arjona).

1 de julio de 2008

Overdrive en vivo en Asbury Rock! - Martes 8 de Julio, 22 hs. Puntual!


Como bien verán en el flyer, el día Martes 8 de julio del corriente año a las 22 hs., los amigos de Overdrive se estarán presentando en Asbury Rock, para, una vez más, dar una magistral clase de metal progresivo y música bien hecha (gracias a lo cual estarán también presentándose junto a Symphony X, el día 29/10, info que detallaremos más adelante al referirnos a dicho envento)

La cita será en Av. Rivadavia 7525, Capital Federal, Buenos Aires, Argentina, y podrán tener acceso a misma por la módica suma de $10, comunicándose a overdrive-metal@hotmail.com. Asumo que en la boletería del establecimiento estarán algunos pesos más caras (no mucho, no se alarmen... igual es solo una especulación).

Una vez más, y sin cansarme de hacerlo, recomiendo 120% a esta banda, que hace no mucho nos ha deleitado con un fenomenal EP de 3 temas que seguramente podrán conseguir en la misma fecha, pero al que también pueden acceder online también entrando a http://www.myspace.com/overdrivearg.
También pueden obtener más info de la banda entrando a su nuevísimo sitio oficial: http://www.overdrivemetal.com

Sin más, espero verlos el día 8 de julio, y, en todo caso, los invito a comentar la fecha y todo lo que crean pertinente sobre la banda en este humilde espacio.

Saludos!

Related Posts with Thumbnails