2 de febrero de 2010

Bigelf - Cheat The Gallows


01. Gravest Show On Earth
02. Blackball
03. Money, It's Pure Evil
04. The Evils Of Rock And Roll
05. No Parachute
06. The Game
07. Superstar
08. Racer With Time
09. Hydra
10. Counting Sheep

Hace pocos días, Mike Portnoy, baterista de Dream Theater hacía finalmente el anuncio sobre cuál sería el invitado sorpresa que los acompañaría haciendo las veces de "telonero" en su tour por Sudamérica. Ante mi sorpresa, me encontré con un nombre completamente desconocido por mí- así que tuve que hacer la tarea-: les hablo de Bigelf.

Bigelf es una banda nacida en 1991 en Los Angeles, California (USA), de las manos de Damon Fox (voz, teclados, guitarra) y Richard Anton (voz y bajo), a quienes se les ocurrió reclutar a A.H.M. Butler-Jones (voz y guitarra) y a Thom Sullivan (batería), dando así su forma inicial a lo que sería un gran proyecto. Formada sobre una base que mezclaba rock psicodélico, glam rock, hard rock, rock sinfónico y hasta heavy metal, la banda fue ganando gran aceptación en el Under californiano, y así gran cantidad de seguidores. En este contexto, luego de 5 años de árduo trabajo (en 1995), lanzan su primer EP, Closer To Doom, que dará entrada al primer larga duración del mismo nombre, un año después (1996, y tras la partida del miembro fundador y guitarrista Richard Anton y del baterista Thom Sullivan, quien sería reemplazado por Steve Frothingham), consgrándolos en el ambiente como "padres" del Doom Psicodélico, "movimiento" que golpeó duro a la entonces creciente escena Stoner de Los Angeles.

Ahora como trio, en el verano de 1997 entran al estudio para grabar su segunda placa, Money Machine, álbum que sin embargo no vería la luz hasta el año 2000, cuando el sello sueco Record Heaven se hará cargo de esta nueva gran pieza. El plan de gira por el nuevo disco obliga a la banda a reclutar a un nuevo bajista, Duffy Snowhill, quien quedará hasta estos días como miembro estable de la formación, la cual terminará de tomar consistencia cuando el baterista Ace Mark reemplace a A.H.M. Butler-Jones, quien deja la formación luego del lanzamiento del EP Goatbridge Palace (en diciembre del 2000). Ya con esta sólida formación, y en acuerdo con Warner Music Suecia, en 2001 la banda entra al estudio y graba Hex, tercer larga duración, ganando terreno notablemente tanto en el resto de Estados Unidos como en Europa.

Y así llegamos al año 2008, Agosto del 2008, para ser más precisos.
Bigelf comenzó- en 1991- girando a alrededor de sonidos oscuros, densos, ácidos, lisérgicos; pasando por distorsiones pesadas, rememoraciones circenses y espaciales, homenajes a grandes como Black Sabbath, Pink Floyd, Queen, Yes y/o ELP, y acercándose con el paso de los años cada vez más a lo que hoy nos aglutina en este humilde pero transitado espacio. Si, Bigelf se convierte progresivamente en una joya del progresivo (valga la redundancia) en todas y cada una de sus formas. Lo cual salta a la vista (y al oido, sobre todo salta al oido) con el cuarto lanzamiento de estudio: Cheat The Gallows (2008).

Efectivamente, Cheat The Gallows es un disco que sintetiza una historia de más de 15 años a la vez que abre puertas a futuros desconocidos. Por momentos nos enontraremos en aquellos drogadictos años 60-70, imersos en el Flower Power, cantando al ritmo tanto de los más hippies como también de los más complejos aunque no menos adictivos grupos del Classic Prog (Yes, ELP, Camel... uds. nómbrenla). Por otro lado, viajaremos a momentos célebres, llenos de polifonías y dulces coros (si, si, como Queen), pasando por resonantes Hammond's y apabullantes strings (exacto, como Pink Floyd), recordando al paranóico Ozzie en blanbo y negro, y CLARO, como no podía faltar, y menos en este contexto: el claro y para nada secreto guiño a los genios, a los que todo lo crearon, a los que nada les falta: The Beatles.

Todo esto en las proporciones correctas, lo mezclamos con las creaciones más dedicadas y variadas, y a pesar de tanta influencia bien evidente, también tan originales. Le damos 57 minutos a horno fuerte, bien fuerte, y tenemos uno de los mejores discos que escuché en mucho tiempo.

Y no es sin consecuencias. En en 2009, el sello SPV declara la bancarrota. La reconocida gira organizada por Mike Portnoy, Progressive Nation, pierde a dos de sus cartas fuertes: Pain Of Salvation y Beardfish ya no tienen sello que los promocione y se encargue de sus presentaciones. Ante tan desesperada situación, el excéntrico baterista realiza una jugada magistral: Bigelf ocupará este preciado lugar, ganándose gracias a su performance un lugar como teloneros en la gira norteméricana de Dream Theater (junto a Scale The Summit y Zappa Plays Zappa) y finalmente, en la inminente gira por nuestra querida sudamérica.

Related Posts with Thumbnails