6 de noviembre de 2008

CAP, Taproban & Tempano / The 7 Samurai - The Ultimate Epic


01. Alla Corte Degli Eroi: 1550, Periodo Sengoku (I. Shimada Kambei/II. Kikuchiyo: Il Volo/III. Crepusculo - Parte Uno/IV. Il Vecchio Mulino/V. Katayama Gorobei: Le Sete Spade/VI. Fa Che Io Sia: Il Dono) - CAP
02. The Farmers: (I. Farewell To The Season/II. The Lone Samurai/III. Despair, Shout !/IV. The Blind Crow) - Tempano
03. The Bandits (I. First Ride/II. Eagle’s Peak Pyre/III. The Flaming Lady/IV. Last Ride)- Taproban

Tempano, gran banda venezolana, ya tuvo su post exclusivo, así que no agrego nada.
En cuanto a Taproban y CAP, destacadas bandas italianas, vamos a ver qué podemos decir.

Taproban nace en Roma, corriendo el año 1996, cuando el tecladista y compositor Gianluca De Rossi y el baterista Fabio Mociatti deciden que quieren y tienen el derecho divino (?) de hacer música, y para complicarla más, música progresiva. Es entonces que, siguiendo esta idea rectora, reclutan al bajista Stefano Proieti y al vocalista Paolo Cedrone, con quienes completarán la primera formación estable, con la cual grabarán, entre mayo y diciembre de ese mismo año, su primer demo.
El nombre de la banda (inicialmente Taprobana) se refería a la denominación antigua con que se conocía Sri-Lanka (o Ceylon Island), en la cual Tomasso Campanella- 1568/1639; filósofo, poeta, teólogo y astrólogo itialiano-, ubicaría su Ciudad del Sol, obra clásica de la literatura italiana.
Para 1997 sufren su primer quiebre, cuando se produce una renovación de la formación original, siendo reclutados Valter Strappolini (batería) y Roberto Pizzi (bajo). Y es con esta nueva formación que para 1998 la banda graba su segundo demo, al cual seguirá, a pesar del entusiasmo y el naciente éxito, la disolución del grupo.
Luego de dos largos años de inactividad, los que el tecladista De Rossi dedicará al trabajo personal y la composición de nuevo material y arreglo del antiguamente grabado, en julio del 2000 Taproban se reforma, esta vez con Davide Guidoni en batería y percusión y Guglielmo Mariotti en bajo, guitarra de 12 cuerdas y voces. Ambos musicos que dejarían la agrupación en abril del corriente 2008, pero dejando esta vez 3 discos en el haber de la banda: Ogni Pensiero Vola (2001), Outside Nowhere (2004) y Poseidonian Fields (2006). Por cierto, 3 discos uno mejor que el otro, de los cuales ya publicaremos alguno.
En cuanto al sonido y estilo de la banda, gracias a la ausencia de guitarras eléctricas, y la prominente presencia de los teclados y largas y complejas secciones instrumentales, hacen recordar a la mítica formación británica Emerson, Lake & Palmer, o a los incluso más cercanos- geográficamente hablando- Le Orme, clásica banda del prog italiano de la década del 70, década no menos rica en manifestaciones sincopadas que la británica.
Síntesis: Flor de banda!

CAP (Consorzio Acqua Potabile), es una banda con una historia algo extraña: Formada en la década de los 70's, en el furor del estilo que aquí promulgamos, la banda no grabó absolutamente ningún trabajo, y, de hecho, a finales de dicha década, se separaron. Recién en la década de los 90's, luego de ser descubierta por un pequeño sello discográfico llamado Kaliphonia, los integrantes originales se vuelven a reunir para la edición en cd de un viejo concierto en vivo, que databa de 1977, y era guardado en los anaqueles del recuerdo de los integrantes de la banda. A partir de este momento, la banda se re-forma y comienza a componer nueva música, editando varios discos (no tengo el dato de cuantos exactamente) y generando un interesante furor en todos los amantes del género, sobre todo en aquellos melancólicos 70'teros.
La banda nace en 1971, en Boffalora Tinico, Italia, y luego de algunos conciertos pequeños y aislados, lanzan una prog-opera, llamada Gerbrand, que es representada por esos años en algunos teatros, pero nunca grabada para su edición y lanzamiento al mercado.
El estilo y dirección musical de la banda se acerca mucho a lo que podríamos escuchar en bandas como Premiata Forneria Marconi o a Banco Del Mutuo Soccorso, es decir: puro y neto rock progresivo de los 70's, con toda su carga experimental, su sonido crudo pero prolijo y toda la energía que este movimiento derramaba en su entusiasmo como nuevo ser con entidad propia.

El trabajo acá presentado, nace por iniciativa del sello francés de rock progresivo Musea Records, quienes, aburridos y con tiempo libre, deciden que sería bueno comenzar a juntar bandas del género, clásicas, nuevas y/o desconocidas, darles una consigna (en general relacionada con alguna obra clásica dela literatura, cine, pintura, etc) y que el cumplimiento de dicha consigna sea editado en forma de disco. Así, el sello tiene en su haber varios trabajos interesantes, como es el caso del disco aquí presentado, o el de otro trabajo, en el que colaboran también otras bandas, dedicado exclusivamente a la recreación en clave musical de la Odisea de Homero.

En el caso de The Ultimate Epic, del año 2006, la consigna se apega al clásico cinematográfico de Akira Kurosawa: The 7 Samurai, que transcurre en el siglo XVI, y en la que un grupo de aldeanos japoneses cansados de los continuos abusos de un grupo de bandidos decicen contratar a un Samurai para que los proteja. Luego de varias infructuosas búsquedas, llegan a Kanbei, quien reune a un grupo de 7 Samurais que defenderán heróicamente la aldea de los malvados bandidos. Con esta base entonces, Musea encarga a las tres bandas que cuenten la historia como más les plazca... peeeeeeero, con una condición esencial: deben utilizar únicamente instrumentos de la década de los 70's, aquellos que hacían las delicias de los inicios del progresivo y sinfónico.
Así, las tres bandas hacen lo propio, concluyendo con un perfecto disco de 3 temas (uno por banda) que conformarán, desde la perspectiva de cada grupo, la parte que le toca.

En resumidas cuentas, tenemos ante nosotros una obra de arte esencial, perfecta, aunque previsible en su calidad, imprevisible en todo momento en su contenido: Digo, era esperable, gracias a la calidad de las bandas, una gran calidad de disco... Pero así y todo, las tres formaciones saben mantenernos en la punta de la silla, siguiendo la historia con expectativa entusiasta y ansiosa, tal como si nos encontráramos frente a la pantalla disfrutando de la cinta del gran Kurosawa. Y todo esto, con sonido a los 70's ¿Puede haber algo mejor?

En síntesis: una historia del siglo XVI, contada en el Siglo XXI, haciendo como que estamos en el Siglo XX....

Y QUÉ BUENA MEZCLA.

Related Posts with Thumbnails