20 de junio de 2008

Paul Gilbert - Silence Followed By A Deafening Roar

01. Silence Followed By A Deafening Roar
02. Eudaimonia Overture
03. The Rhino
04. Norwegian Cowbell
05. I Can Not Tell A Lie
06. Bronx 1971
07. Suite Modale
08. The Gargoyle
09. I Still Have That Other Girl
10. Bultaco Saturno
11. Paul VS. Godzilla

Paul Gilbert es uno de esos niños prodigio que día a día nos cagan la vida haciéndonos preguntar ¿cómo voy a hacer yo, con 26 años, para llegar a tocar lo que toca este tipo, que arrancó a los 5 años de edad? (Perdón, catársis).
Efectivamente, este monstruo de la guitarra comenzó su vida musical a la precoz edad de 5 años, con tal énfasis que para los 15 años estaba apareciendo, junto a Yngwie Malmsteen, en la revista especializada Guitar Player. Creo que estos pocos datos alcanzan para dar una idea del alcance de lo que intento explicar.
La cosa es que este tipo es un animal de las 6 cuerdas. Ahora bien, esta "animalidad", no se refiera pura y unicamente a su capacidad técnica, velocidad, virtuosismo, etc (como la de Malmsteen), sino que más bien deriva a la vez de una capacidad única e inigualable para componer y ejecutar, sea la canción más pesada, sea la más cursi y romanticona, en todos y cada uno de los casos, Gilberto sabe perfectamente cómo hacer las cosas de una manera impecable y por cierto envidiable. Quizás esta capacidad sea facilitada por su personalidad extrovertida y "alocada", tipo de personalidad que ciertamente ayuda a la exteriorización de emociones (de paso cañazo damos un palo a estos que creen que para ser buen artista hay que ser introvertido y vivir en una constante reflexión, necesaria para un correcto autoconocimiento: me parece que hacen falta PELOTAS, más bien).
Teniendo en cuenta toda esta data, no es raro enterarse de que Gilbert fue socio fundador de dos de las más grandes agrupaciones del hard rock y heavy metal: Mr. Big y Racer X. En cuanto a la primera, Mr. Big, la dejó en el 1996, donde fue reemplazado por el archiconocido Ritchie Kotzen, momento a partir del cual decidió dar más lugar a su prometedora carrera solista. En cuanto a Racer X, gran banda, por cierto (ya publicaré algo), de vez en cuando sacan algún disco.
Hace no mucho tiempo tuve la posibilidad de ver en vivo a este monstruo, y realmente lo recomiendo a quien tenga la posiblidad. Es un show del que nunca en su vida van a olvidarse.

Silence Followed By A Deafening Roar (2008) es su treceavo disco de estudio (número de la suerte (?), salió hace menos de un mes, y es realmente un lujo.
Debo reconocer que en la primera escucha, atolondradamente, me pareció una repetición del trabajo anterior, Get Out Of My Yard. A la segunda, tuve que comerme mis palabras.
De lo cual queda el aprendizaje del cual decanta una recomendación importante: este es un disco para escuchar y reescuchar varias veces antes de emitir un juicio definitivo. El mio es que me rompió la cabeza (tratándose de Gilbert, no podía ser de otra manera).
Este loco sabe ponerle rock a todo lo que toca. Así, se van a encontrar con un a placa plagada de estilos, variaciones, métricas, cadencias, etc, etc ,etc.: metal, hard rock, meloso, melódico, cínico, naif. Todo junto, y bien separado.

Como el estilo general de Gilbert, es un disco difícil de definir, que no puedo más que recomendar con guirnaldas y alabanzas.

0 comentarios:

Related Posts with Thumbnails