17 de agosto de 2008

Teru's Symphonia - Human Race Party



01. Human Race Party
02. The Clock
03. Midnith Dreamer
04. In The Back Of Welfare
05. After The Party
06. Twinkle Children

Teru's Symphonia es una banda dedicada pura y exclusivamente a deleitar a sus oyentes con el mejor rock progresivo sinfónico. Originarios del imperio del sol naciente, y liderada por el ex guitarrista de Novela, Terutsugu Hirayama, hacen lo que todo japonés: hacer las cosas bien, excelente (y voy avisando que vamos a poner varias bandas japonesas, así que feliz sea quien le guste el disco que estamos publicando aquí).

Siguiendo la línea de bandas como Marillion, IQ y otras del estilo, con un fuerte énfasis en los teclados, las secciones instrumentales y las melodías dulces y pegajosas, a la vez que sus letras cínicas y críticas, Teru's Symphonia sabe definir y explicar perféctamente de qué se trata la cosa, siendo contundentes y claros al momento de poner "lo suyo" sobre la mesa. En general, sus discos son de una diversidad musical y lírica realmente sorprendente, a lo que se suma la hermosa voz Megumi Tokuhisa, lo que los aleja de otras bandas de sus pagos, muy buenas, pero quizás más lineales, tanto musical como compositivamente, como es el caso de Gerard o Arsnova.
Así, Teru's logra ubicarse como otro de los niños prodigio del sello de música progresiva/sinfónica Musea, que tantas gratas sorpresas ha sabido darnos, siendo uno de los más destacados sobrevivientes de la casi extinta escena progresiva japonesa de los 80's, convirtiéndose en un verdadero y merecedor exponente.

Human Race Party es editado a finales de los 80's, precisamente en 1989, aunque no pierde esa frescura y excentricidad artística que caracterizó a toda la década, sobre todo en sus principios: ese sonido tan particular y tan atractivo que nos hablaba de peinados inflados y coloridos, maquillajes exagerados, ropajes colorinche y extravagantes.
Un lanzamiento realmente interesante y atrapante, sobre todo por las líneas melódicas que saben crear expectativa, estructuralmente perfectas y también perfectamente engarzadas con la hermosa y armónica voz de la vocalista nipona.
Un disco que cuenta con varias perlitas, de las cuales me siento obligado a destacar Human Race Party, Midnight Dreamer y la infantilísima y cínica After The Party.

En definitiva, un disco para escuchar, recomendar, y al cual recurrir en cualquier momento en que la ansiedad musical comience a despertarse en nuestros pechos.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

gracias por el disco, pero lamentablemente ha sido borrado, existira la forma de que lo pudisese resubir? de antemano gracias..

Related Posts with Thumbnails