28 de marzo de 2012

Primeras impresiones de 'Reborn', lo nuevo de Thabu

Por Víctor Spinelli, para El Lado Oscuro del Rock

Thabu, la banda argentina de metal progresivo formada por Santiago Díaz Garcés (guitarra), James Robledo (voz), Marcelo Ignacio Toba (bajo) y Leandro Bulanikián (batería) comienza la gira presentación de 'Reborn', su segundo trabajo de estudio. Primeras impresiones sobre un disco que se perfila como uno de los grandes lanzamientos del año dentro del género.



No es fácil componer un disco de la calidad de ‘Reborn’, y pocas bandas del circuito comercial y masivo local podrían aseverar que ellos lo hicieron sin, por lo menos, ponerse colorados. Otra vez la eterna – y razonable – discusión acerca de qué hace que una banda llegue a la cima: ¿Su talento musical o su talento comercial?

Más allá de la discusión de fondo, hay algo que puedo asegurar sin miedo a equivocarme: Thabu es una banda compuesta por músicos increíbles: talentosos, virtuosos, técnicos, estudiosos; pero también sensibles, entusiastas, idealistas. Así y todo, Thabu es – aun, aunque merecen el pase - una banda del under ¿de las mejores del ambiente? No me atrevería a afirmarlo, no porque no sea un grupo de una calidad superlativa, sino más bien porque en el ambiente del ‘subsuelo’ existen infinidad de bandas con un nivel semejante, capaces de superar sin dificultad alguna a las más conocidas y comercialmente exitosas. Reborn es un disco que da sobradas razones para sostener esta última tesis.
A pesar de estar íntegramente cantado en inglés, Reborn cuenta con una característica que sólo los grandes discos han podido desarrollar: independientemente de la poética, la música - lo melódico – es suficiente para dar una aproximación bastante acabada de lo que está ocurriendo a nivel literario: no hace falta saber inglés para conocer el estado de ánimo del protagonista de la historia, o el clima dentro del cual la misma tiene lugar. Esto habla de un disco compuesto de manera reflexiva, sin apuro, pensado tanto desde lo emocional como desde lo estrictamente musical. Cuando se escucha Reborn el cuerpo del oyente asimila las emociones en juego, identificándose y, por ese medio, comprendiendo de qué va la cosa.

Además de la increíble interpretación instrumental, el disco no adolece de un mal muy común, casi epidémico, en el ambiente musical local: el de los cantantes que no están a la altura de las circunstancias. Más de una vez escuchamos bandas instrumental y musicalmente impecables, pero con una voz que hiere severamente al conjunto. Sin embargo, en este caso James Robledo hace un trabajo excepcional. Su flexibilidad para adaptarse a las distintas músicas – e incluso ser él el guía -, y una gran capacidad para alternar entre distintos registros vocales (una voz grave, carrasposa, desagarradora, violenta que retrotrae a los mejores momentos de Russell Allen, y otro tono, claro, firme y hasta dulce, con eventuales y calculados quiebres) le dan una consistencia y una firmeza únicas, a las que muchos deberían prestar atención.

Inscripto en la mejor tradición de grandes discos del metal progresivo como ‘The Divine Wings Of Tragedy’ (Symphony X), ‘One Hour By The Concrete Lake’ (Pain Of Salvation) o ‘Awake’ (Dream Theater), con Reborn, Thabu da cátedra de música. Se trata de piezas inteligentes, que saben transmitir distintos climas e ir de un lado a otro con torsiones sutiles, nada exageradas, lo que lo hace un álbum equilibrado y sumamente accesible por su justeza: secciones instrumentales no demasiado largas, pero lo suficientemente extensas como para desplegar la metáfora musical, melodías pegadizas y temas con una estructura clara (verso, estribillo, puente, sólo), de lo cual los primeros dos cortes de difusión, ‘A game of lies’ – tema que abre el disco - y ‘Fictionating the present’, o la preciosa balada ‘Beyond the end' son fieles ejemplos. Y una yapa más que interesante: una muy buena versión metalera del clásico de Astor Piazzolla, Violentango.
En suma: piezas complejas pero accesibles, una técnica impecable que no deja de lado el corazón y 9 temas que, en su continuidad, atrapan al oyente como lo haría una buena película de suspenso. Un disco que ningún melómano en su sano juicio debe dejar de escuchar.
Thabu comienza la gira presentación de Reborn que, en su primera parte, incluirá actuaciones en Capital Federal, Chascomús y Rosario.

- 30 de Marzo, desde las 22, en GIER (Alvarez Thomas 1078, CABA)
- 31 de Marzo, desde las 15.30, en Perón y Costanera (Chascomús)
- 1 de Abril, desde las 23, en El Sótano (Mitre 785, Rosario)



MÁS INFO EN www.thabu.com.ar

0 comentarios:

Related Posts with Thumbnails