24 de enero de 2008

The Flower Kings - Retropolis


01. Rythm Of Life
02. Retropolis
03. Rythm Of The Sea
04. There Is More To This World
05. Romancing The City
06. The Melting Pot
07. Silent Storm
08. The Judas Kiss
09. Retropolis By Night
10. Flora Majora
11. The Road Back Home

Luego de lanzar el álbum The Flower King, el guitarrista sueco de rock progresivo Roine Stolt forma The Flower Kings como la banda que lo acompañará en el tour presentación del disco. Gracias a una evidente empatía y química, deciden mantener la banda en funcionamiento, de manera independiente, incluso después del tour que les dio origen. Con el correr de los años, The Flower Kings edita más de 10 discos de estudio, otros tantos en vivo, e incluso un dvd en dicho formato.
Quizás la mejor definición que se pueda hacer para la banda des la de rock sinfónico progresivo, haciéndose manifiesta más de una vez la gran influencia de agrupacios como, por ejemplo, Yes. Por otro lado, se puede observar una gran presencia de elementos de jazz y fusión. En cuanto a las letras, son en generar letras positivas, que hablan del amor, paz y espiritualidad, siendo la mayoría del material, tanto letra como música, escrito por Roine Stolt, con la eventual contribución de Tomas Bodin (teclados).

En 1996 The Flower Kings lanzan Retropolis, segundo trabajo de estudio de la banda (sin contar The Flower King, trabajo solista de Stolt), en el cual se puede notar muy claramente esta influencia de grupos del progresivo sinfónico clásico, como es el caso de Yes, e incluso, en algunos temas, Pink Floyd, contando incluso con un sonido y estilo muy similares. Sin embargo con una identidad y sonido propios, que no se confunden en lo más mínimo con sus maestros. Un trabajo realmente impecable, tanto en lo musical como en lo técnico.

Es un disco al que, debo reconocer, primero no le presté mucha atención. Estaba en mi lista de reproducción, y sonaba cuando le tocaba. Lo cierto es que un día, mientras sonaba de fondo, algún sonido, o alguna línea melódica me llamó la atención como por arte de magia; se me pegó y ya no pude dejar de escucharlo, descubriendo lo que realmente el álbum tenía para ofrecerme. Mea culpa, mea culpa. Me disculpo con los Reyes de la flor por no haberles dado pelota antes. Así que esta publicación es, ante todo, una suerte de homenaje a esta sensacional banda de rock progresivo sinfónico. Sobre todo, porque es a partir de este disco que me interesó conseguir el resto de sus trabajos.

0 comentarios:

Related Posts with Thumbnails