19 de enero de 2008

Jordan Rudess - The Road Home


01. Dance On A Volcano
02. Sound Chaser
03. Just The Same
04. Piano Medley
05. Piece Of The Pi
06. Tarkus

Me cuesta escribir sobre Jordan Rudess porque para hacerlo me debo poner de pie, y no es muy cómodo escribir en la pc estando en esa posición. De todas maneras, vamos a ver qué sale.
Según cuenta la leyenda (?) ya en segundo grado de la escuela elemental, el maestro de Rudess quedó profundamente sorprendido por su capacidad para tocar el piano. Gracias a esto fue que sus padres decidieron enviarlo a tomar clases con un profesional de la materia. Para los 9 años de edad el pequeño prodigio era admitido en la reconocida Juliard School of Music, en la división pre-universitaria, donde fue entrenado exhaustivamente en piano clásico. En su adolescencia Jordan comenzó a interesarse cada vez más por los sintetizadores y el rock progresivo, y en contra de la opinión y deseos de sus padres y tutores, se volcó de lleno a este género. Comenzó su carrera a medidados de los 80's colaborando como sesionista de distintos músicos, entre los que se cuentan, por ejemplo, Vinnie Moore, o el mismísimo David Bowie. Para 1994 ganó el reconocimiento y admiración a nivel internacional a partir del lanzamiento de su disco solista Listen.
Luego de lanzar, junto al baterista Rod Morgestein un sorprendente trabajo instrumental, el power duo fue llevado a girar junto a Dream Theater, banda que ya anteriormente le había ofrecido/pedido a Rudess que se les uniera como tecladista oficial, lo cual lo acercó cada vez más a la banda. Para 1997, cuando Magna Carta pidió a Mike Portnoy, baterista de Dream Theater que armara su equipo soñado de músicos para editar Liquid Tension Experiment, Rudess fue el elegido para ocupar las teclas en ambos experimentos. Así, para 1999, Jordan Rudess grababa con Dream Theater su primer disco a tiempo completo, Metropolis Pt. 2: Scenes From a Memory, quedando como tecladista oficial de la banda hasta la actualidad.

Por otro lado, a pesar de sus colaboraciones eventuales, proyectos aislados y su trabajo full-time con Dream Theater, nunca dejó de lado su carrera como músico solista. Así es que para fines del 2007 edita The Road Home, disco que se podría definir/resumir como de semi-tributos. Tributos, porque todos y cada uno de los temas son un tributo específico a bandas que han influido en su carrera y manera de tocar. Tenemos entonces, por ejemplo, Dance on a volcano (a Genesis), Sound Chaser (a Yes), Just the same (a Gentle Giant), Tarkus (a Emerson, Lake & Palmer). Por otro lado, lo de ser un Semi-tributo se debe a que todos y cada uno de los temas cuentan con una o más secciones íntegramente compuestas por Rudess, dándo a cada tema el toque original del ejecutante. Gracias a la estructura mencionada, este disco logra internar al oyente, por un lado en los sonidos y estilos más característicos de las bandas madre del género, mientras que por otro lado nos empuja a tener todo el tiempo presente que quien ejecuta de manera magistral es Rudess, con su estilo único, y sobre todo, inigualable.

Por otro lado, el disco cuenta con la colaboración de varios músicos del género, como es el caso de Rod Morgestein, Steven Wilson, Neal Morse y Bumblefoot, entre otros.

The Road Home nos habla de eso, del camino a casa, la vuelta a las raices, a la tierra madre. Y es un camino imperdible.

0 comentarios:

Related Posts with Thumbnails