9 de febrero de 2008

King Crimson - Larks' Tongues In Aspic


01. Larks' Tongues In Aspic, Part 1
02. Books Of Saturday
03. Exiles
04. Easy Money
05. The Talking Drum
06. Larks' Tongues In Aspic, Part 2

Tentar un recorrido histórico de King Crimson sería realmente dificultoso (por no decir agotador). No por que la banda tenga una historia poco convencional, rara o complicada, sino porque la característica principal de la banda, a nivel historia es lisa y llanamente el constante cambio de integrantes, siendo él único miembro estable en todos y cada uno de los discos de la banda hasta la actualidad, su guitarrista y socio fundador, Robert Fripp. Así y todo, según la filosofía de vida de Fripp, el no es más que un integrante más del grupo, ni más ni menos lider que los demás. Para él, King Crimson no es una banda, sino una manera de hacer las cosas. En este sentido, los constantes cambios de miembros reflejan distintas maneras de hacer las cosas, en distintas épocas (o mejor dicho, en distintas etapas).
En este contexto, podemos decir que King Crimson es una banda que siempre ha contado con la capacidad de encontrar infinitas maneras de hacer las cosas, a la vez que siempre ha mantenido y ha sido fiel a sus raíces. Esto es, a pesar de los constantes cambios de forma, la esencia nunca se perdió. La perseverancia y permanencia de Fripp en el proyecto ha sido siempre la prueba más palpable.
Y así es como podemos entonces definir King Crimson, en palabras de su fundador, como una manera de hacer las cosas. Ahora bien, yo agrego: una manera de hacer las cosas bien. Porque si hay otro testigo de la fidelidad a los orígenes es la constancia en el hacer bien. King Crimson es una banda que desde sus comienzos, en 1968, se ha caracterizado por mantener una línea de excelencia.
Sin apresurarse ni dormirse, King Crimson ha sabido no descepcionar. Y es así que siempre ha sabido destacarse entre las bandas pioneras del rock progresivo clásico. Y en este caso en particular, cuando hablo de rock progresivo lo hago de la manera más específica y neta del término. Si hay una banda de los 70's a la que se le puede llamar de rock progresivo sin caer en la duda de qué otros términos se ajustarían a su proceder, es esta, King Crimson. Si hasta ahora hablé de características que hacen a la historia de la banda, si tengo que hablar de cuál es la esencia a nivel técnico/musical es el Ser progresiva. Y este Ser es en mayúscula, porque va más allá del ser o estar, del ser de la pertenencia, del ser del tener. es un Ser que habla de la esencia misma, es un Ser sin el cual la banda no tendría existencia alguna. King Crimson encarna el Ser mismo del rock progresivo (experimental, para la época en que nacieron). King Crimson no hace, no compone, no toca rock progresivo. King Crimson Es rock progresivo: Así, si King Crimson es una manera de hacer (ha-de-ser), el rock progresivo es su manera de Ser: King Crimson ha-de-Ser Rock Progresivo. (¿me siguen o me fui al carajo?)

Larks' Tongues In Aspic, es un disco en el cual se puede apreciar claramente el Ser y una singular manera del Hacer.
Hace un tiempo estaba indeciso acerca de cuál sería la mejor opción al momento de publicar un disco de esta maravillosa banda. Por un lado, porque considero toda su obra de excelente calidad. Por el otro, debo reconocer, que a pesar de todo, no tengo todo completamente escuchado, y temía no elegir adecuadamente. Así que consuté al respecto a mi querido amigo Garrison, amplio conocedor de esta manera de hacer. Su respuesta fue inmediata y sin meditación alguna: Larks' Tongues In Aspic. Pregunté ¿Por qué no Red, o Three For A Perfect Pair, o Discipline? Su respuesta agitó mi curiosidad: "Porque Larks Tongues In Aspic sintetiza todo lo que Es King Crimson".

Digo que me despertó curiosidad porque me costaba entender cómo el quinto disco de una banda con más de 20 trabajos, entre estudio, vivos, ep's, etc. puede ser el más representativo de la banda. Entendía perfectamente que podía sintetizar los cuatro discos anteriores y dar la pauta de los inmediatos posteriores; pero ¿Cómo preveer los más de 15 trabajos posteriores del grupo? Por lo tanto, me dispuse a investigar esta fuerte afirmación, mediante la escucha exhaustiva del material disponible (bueno, no tanto, pero sí me escuché todo lo que tengo, aunque sea un poco de cada uno). Y efectivamente: King Crimson está en Larks' Tongues In Aspic. Larks' Tongues In Aspic Es King Crimson. Tanto antes como después de este la banda es de una y otra forma, pero siempre Es la misma. Y ese Ser la misma queda pautado en Larks' Tongues In Aspic, y ya nunca se va. Con cada nuevo disco, uno empieza a captar una nueva forma que de a poco se va diluyendo hasta dejar en claro quiénes son y qué hacen allí. ¿Y qué mejor definición para el arte que Hacer el Ser? (que no es lo mismo que ser lo que se hace)

0 comentarios:

Related Posts with Thumbnails