9 de febrero de 2008

Queen - A Night At The Opera


01. Dead On Two Legs
02. Lazy On A Sunday Afternoon
03. I'm In Love With My Car
04. You're My Best Friend
05. '39
06. Sweet Lady
07. Seaside Rendezvous
08. Prophet's Song
09. Love Of My Life
10. Good Company
11. Bohemian Rhapsody
12. God Save The Queen

Queen es considerada por muchos (diría por la mayoría) como la mejor banda de rock en toda la historia de la música. Personalmente, siempre he hablado de Queen como la mejor banda que hubo, que hay y que habrá.
Formada en el año 1970 por el fallecido Freddy Mercury, junto con los ex integrantes de la banda Smile, Brian May y Roger Taylor, a quienes un año después se sumaría el bajista John Deacon, Queen ha sido una una banda que se ha destacado en una infinidad de aspectos:
Por un lado, la banda nunca sufrió cambio alguno de integrantes: Sus cuatro fundadores fueron la formación definitiva hasta 1991, momento en que le fallecimiento de Freddy Mercury disolvió la agrupación. Este hecho habla de colaboración, comprensión y buena relación, todas características determinantes en un buen grupo, y que cuando fallan se hace inmediatamente notorio.
Por otro lado, la gran variedad y talento, tanto vocal como musical, de la banda siempre fue realmente apabullante: rock, rock and roll, jazz, blues, heavy metal, rock sinfónico, rock experimental, jazz. Todos estos estilos, y más, que ahora no se me ocurren, formaron parte de algún trabajo de la banda. Lo que da cuenta de una versatilidad y flexibilidasd inigualable, a la vez que de una increible capacidad para componer sin importar el estilo, logrando siempre un resultado óptimo, a lo largo de 30 años de carrera.
Con un sónido único y reconocible por cualquier persona que alguna vez haya escuchado algo de rock, lo que sea, en Queen pueden reconocerse muchos de los elementos que en la actualidad son la base de sub géneros del rock, pero que para esta banda, no eran más que una mera parte, integrante de un todo completo, equilibrado y homogeneo.
Son todos estos elementos los que hicieron que Queen sea lo que fue, lo que es y lo que siempre será. Esta banda considerada como la mejor banda de rock de la historia, que luego de más de 10 años de disuelta (aunque con un extraño intento de reunión, de la mano de Paul Rodgers), siga ubicada como la banda con más ventas de las últimas 3 décadas.
Son todos estos elementos los que hicieron que hoy en día Queen sea escuchada, alavada y admirada por fanáticos de todo tipo de géneros, sin dejar ninguno de reconocer la gran tarea que la banda llevó y lleva a cabo en la historia de la música.

A Night At The Opera, de 1975, es sin duda su obra cumbre.
Plagada de espectaculares instrumentaciones de índole clásica, de innumerables y sorprendentes coros (que, por otro lado, son realizados tan solo por los cuatro integrantes de la banda), de una energía y un empuje inigualables y de un sonido realmente propio y original, A Night At The Opera fue el álbum que dijo la última palabra acerca de lo que Queen venía a hacer a este mundo. Fue el álbum que calló a los escepticos y criticones, el álbum que dejó al mundo con la boca abierta, sin poder pronunciar palabra alguna por un largo tiempo, hasta que lograran recuperarse del golpe.
De principio a fin, A Night At The Opera logra captar la atención. Quien escucha A Night At The Opera se transforma en algo así como un zombie. La posiblidad de desenfoque, de disperción, se diluye completamente durante los 43.05 minutos. Un disco que hipnotiza, que imprime una huella imborrable desde la primera escucha, que no permite que ninguno de los temas que lo conforman pase desparecibido. El resultado: uno de los pocos discos que, incluso con pocas escuchas, ya nunca se olvida.
El disco cuenta con melodías y estilos de los más variados: llamados al rock más pesado y cínico, casi metalero (p.ej. Dead On Two Legs), melodías más cirqueras y bromistas (p.ej, Lazy On A Sunday Afternoon), reminiscencias al fox-trot y swing (Seaside Rendezvous), baladas de lo más emotivas y tocantes (p.ej Love Of My Life), y, como si fuera poco, la obra épica de la banda, aquella que todos conocen, aquella que emociona tanto al fanático más agitado como al oyente accidental: Bohemian Rhapsody. Tema del que no voy a decir nada. Quien no lo conozca (cosa rara esa), que lo escuche, y se sume al grupo.

Queen es una banda de la cual hay mucho para decir, a la vez que hay muy poco. Hay mucho para decir, mucho más de lo que dije, porque los elogios que se le pueden hacer nunca acabarían, porque la variedad y capacidad músical de la banda da para discernir acerca de infinitos estilos, porque la capacidad individual de cada integrante del grupo puede ser tema de largas conversaciones, generalmente coincidentes en la espectacularidad y a la vez simplicidad. Hay muy poco para decir, porque no es necesario decir nada. Basta con escucharlos. Probablemente dije demasiado.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Un discazo por donde se lo mire o escuche. Cuatro tipos en el pico máximo de su inspiración. A quienes les guste averiguar más acerca del proceso artesanal de grabación de esta gema, les recomiendo que vean el DVD : THE MAKING OF PLUS 30TH ANNIVERSARY DVD EDITION OF A Night At The Opera. IM-PER-DI-BLE-.
Fernando.

jorgemainer dijo...

LLEVO 20 AÑOS ESCUCHANDO MÚSICA Y TENGO ASÍ COMO UNOS 2000 DISCOS ESCUCHADOS. PUES ES EL MEJOR DE TODOS ELLOS ES ESTE GRAN TRABAJO DE LA REINA. UN 10.

Anónimo dijo...

Totalmente cierto cada cosa que dijiste, ellos fueron únicos, muchas bandas tratarán de igualarlos pero es imposible.

Related Posts with Thumbnails